Biografía

Rosendo García-Ramos y Bretillard nació en Santa Cruz de Tenerife (España) el 1 de marzo de 1835. Después de abandonar los estudios de Náutica, cursó estudios de Geología, Historia y Antropología en Inglaterra y Francia.

Fue corresponsal titular del Museo de Ciencias Naturales de Madrid, miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia, socio de número del Gabinete Científico de Tenerife del que fue un miembro destacado, junto con Juan Bethencourt Alfonso y Carlos Pizarroso y Belmonte, y también director del mismo durante el año de 1881.

Colaboró activamente en los principales periódicos y revistas del archipiélago, como en la Revista de Canarias (1878-1882); y en sus últimos tiempos en el popular diario La Prensa de Tenerife, firmando sus escritos con tanto con su nombre completo, iniciales o algunos pseudónimos como Somar (anagrama de Ramos) o "Chante- Clair".

Su interés por la prehistoria de Canarias le llevó a explorar algunos yacimientos arqueológicos en Tenerife cuyos materiales remitió al Museo Arqueológico de Santa Cruz de Tenerife y al Gabinete de Historia Natural de Madrid. Se mostró partidario del evolucionismo, demostrando estar al tanto del pensamiento científico europeo (Gabriel de Mortillet, Charles Lyell, Charles Darwin...) pero desde una actitud crítica y positivista.

Militó entre los liberales sagásticos -la izquierda dinástica- y desempeñó la jefatura del Comité Provincial de ese partido durante muchos años con gran acierto. De ahí que, regidor en varios equipos municipales, García-Ramos resultó elegido Alcalde de Santa Cruz de Tenerife en 1883 y reelegido en 1884. Durante su gestión se llevó a cabo la inauguración y puesta en marcha del cable telegráfico, esto es, la ansiada comunicación alámbrica con el resto del mundo. Se le concedió el título de Caballero de la Real y Distinguida Orden de Carlos III.

Falleció en Santa Cruz de Tenerife el 18 de septiembre de 1913 y fue enterrado en el Cementerio de San Rafael y San Roque. Lleva su nombre la calle Alcalde García Ramos de Santa Cruz de Tenerife

1 comentario:

  1. Muy Interesante este señor.
    Cursar estudios en el extranjero en aquella época
    debía ser muy difícil y económicamente muy costoso.
    No había oído hablar de él, pero debió de ser un personaje.
    saludos

    ResponderEliminar